domingo, 13 de septiembre de 2009

Informe Brundtland


El Informe Brundtland, es un Informe socio-económico elaborado por distintas naciones en 1987 para la ONU, por una comisión encabezada por la doctora Gro Harlem Brundtland. En este informe, se utilizó por primera vez el término desarrollo sostenible o sustentable, definido como aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones. Este informe implica un cambio muy importante en cuanto a la idea de sustentabilidad, principalmente ecológica, y a un marco que da también énfasis al contexto económico y social del desarrollo.
El Informe Brundtland, tiene ciertos objetivos principales, siendo los más importantes:
Satisfacer las necesidades humanas. Llevar a cabo dos tipos de restricciones: ecológicas, es decir, la conservación de nuestro planeta Tierra; y morales: renunciar a los niveles de consumo a los que no todos los individuos puedan aspirar. Crecimiento económico en los lugares donde no se satisfacen las necesidades anteriores, es decir, en los países pobres. Control demográfico, referido principalmente a las tasas de natalidad. No poner en peligro los sistemas naturales que sostienen la vida en la Tierra. La conservación de los ecosistemas debe estar subordinada al bienestar humano, pues no todos los ecosistemas pueden ser conservados en su estado virgen. El uso de los recursos no renovables debe ser lo más eficiente posible.
Estos son los objetivos más importantes que se plantea en el Informe Brundtland. El desarrollo sostenible requiere entender que la inacción traerá consecuencias; se deben cambiar las estructuras institucionales y fomentar las conductas individuales en relación a los objetivos anteriormente descritos.

Comentario:

El Informe Brundtland, un informe socio-económico, tiene aportaciones muy importantes. Creo muy necesario resaltar o hacer hincapié en la definición de desarrollo sostenible, el mismo que según el informe se lo define como aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones. A mi criterio creo que esta definición marca un paso muy importante en lo que hace referencia al desarrollo sostenible. Es decir, nos induce a pensar un poco más allá de las simples cosas que vemos diariamente. Nos ayuda a reflexionar que actualmente la sociedad tiene un pensamiento egoísta y muy egocéntrico, los seres humanos solo pensamos en nosotros mismos, siempre intentamos alcanzar lo que queremos, a costa de sentirnos bien o de realizarnos como personas, pero nunca nos ponemos a pensar en las demás cosas que están a nuestro alrededor, creemos que el mundo es tan solo el presente y que debemos aprovechar al máximo sin importar lo que puede suceder en el futuro.
Muy relacionado a lo anterior, está una de las restricciones que se marca en el informe: la restricción moral. Creo que en realidad esta es la aportación más importante. Es de suma urgencia, que los seres humanos nos demos cuenta de que podemos vivir una vida más austera, es decir entender que el consumir bienes que en realidad no son importantes, causa una precisión sobre el medio ambiente que lo único que logra es destruirlo cada vez más. Cuando la sociedad exige al mundo más de lo que se puede dar, se causa una sobre demanda que para los productores es sinónimo de beneficios. Esta sobre demanda debe ser satisfecha, y es entonces cuando comienza esta presión sobre la naturaleza. Esto podría cambiar drásticamente si los seres humanos nos damos cuenta de que existen necesidades básicas que son las que en realidad deben ser saciadas. Un mundo nuevo, con objetivos distintos, se podría dar solo cuando exista una extrema y real preocupación sobre el medio ambiente, cuando se entienda que el cambio radica en nosotros y que somos los seres humanos los únicos que debemos cambiar de mentalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada